martes, 8 de febrero de 2011

pequeño requiem a los pasos

es la hora en que queda lejana, cerrada y nublosa
la última ventana,
y los pasos dejados tras la espalda
no caminan hacia atrás
se desvanecen
se mueren de muerte natural
se olvidan a sí mismos en silencio
y en su sueño se convierten, tal vez,
en el breve alimento de una mirada ajena
o en la materia prima de cualquier fábula.

2 comentarios:

  1. Esta muy bueno!, Los textos y los dibujos me encanta como estan hechos....

    Suerte y Saludos!

    ResponderEliminar